Posteado por: Claudia Llerena | 5 enero, 2012

Los Tres Magos y sus ofrendas al Niño Jesús

Tres reyes de Oriente, desde las alturas, ahora han bajado. Tres sabios de distintas razas que se han fusionado, vienen a adorarlo. La mirra ha brotado de un árbol y el mago, la lleva al pesebre. La mula y el buey  le observan, mientras ese aroma aquieta a presentes.

Para el Rey de Reyes, el oro lo trae en sus manos Melchor y el de tez cobriza, cobija el incienso que rinde culto al Niño Jesús. Llegan en camellos y arriban pastores a adorar a Dios, la Virgen sonríe y recibe de ellos cada bendición…

Un ángel custodio anuncia que ha nacido El Salvador del Mundo, cuando en Belén, a media noche, la estrella ilumina su advenimiento. ¿Adónde se encuentra el rey que acaba de nacer?, preguntan algunos, mientras una niña, sonríe y le pone a sus pies, la mas bella flor…

Llegaron pastores y al verlo tan lleno de amor, bajaron su sien. Algunos dijeron ¡Que viva el Mesías!, mientras otros llevaban ofrendas. Un poco de miel, le dan a José, y un trozo de buen pan, le da a María, un joven pastor.

Tres magos y sabios de Oriente, se postran y adoran a Jesús el Niño. Tres magos que viajan, para encontrarse con el Rey de reyes. Tres sabios que indican que hemos de andar tras su vida y que nos inspiran a hacer de este día de Reyes, cual si ellos lo hicieron un día…

Tres sabios que se dejan guiar por la luz de luces, tres Reyes a quienes los niños del mundo hoy esperan. Tradiciones que vibran a través del tiempo y que cada seis de enero nos envuelven con la magia de camellos voladores que traen dulces, malvaviscos, chocolates y turrones que devoramos llenos de felicidad.

Para los unos, la torta de Reyes encierra un gran tesoro a encontrar. Se reúne la familia  para partir la Rosca de Reyes, que es un pan de dulce en forma de una rueda bordeada con frutas secas, higos, cerezas, pasas y escondido, entre tantas ricuras, se encuentra un niño, que a quien le salga al azar tendrá que  invitar a tamales para el día de la Virgen de Candelaria.

Para otros, los desfiles alegóricos de carrozas con música, de magos que en camellos o a galope reparten juguetes y dulces, es un día tan esperado que contiene esa alegría que hace de las calles toda una fiesta.

Y para algunos, entre quienes estoy yo, recibir la visita de los Reyes Magos que dejaron los camellos aguardando en el patio, para dejar de esos dulces mágicos y de esas galletas que solo ellos traen, al lado del nacimiento, es un día fantásticamente mágico…

Rememorarlo ahora, previo a encontrar al lado de la cama sus suculentas ofrendas, representa sentir entre el viento que ya están cerca y que han venido nuevamente los tres Reyes Magos del Oriente, para recordarnos que hemos de dar al Niño Jesús, nuestras mejores ofrendas para que la paz germine en este 2012.

About these ads

Responses

  1. Gracias por
    compartir tan bellas tradiciones Claudia

  2. Dios te bendiga Claudia Llerena y que todos tus deseos se cumplan.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: